domingo, 27 de septiembre de 2009

Escena X: Tulipán

Mi mujer ha muerto dando a luz a nuestro hijo. Eso pasó hace ya siete días. No creo que vaya a poder recuperarme de este duro golpe. Mi hija aún no ha cumplido los dos años y ahora tengo que cuidar de mi primer, y puede que último, hijo varón. Ahora veo un oscuro velo en mi futuro. No tengo más ganas de escribir, creo que ya he tenido suficiente. Querido diario: A partir de hoy, la protección de mis hijos y la alquimia serán mi razón de existencia.

Diario de Vale, Dunio de Zeon del 129 d.G.D.

Lo sabía. Tanto tiempo de estudio y perfeccionamiento tienen que dar sus resultados. Y así ha sido. Ya tengo el cuerpo de mi proyecto completo. Si nace, lo hará con una apariencia física de siete años. No sé qué capacidad intelectual tendrá, pero aún así, si tiene aunque sea la inteligencia de un chimpancé, habré conseguido crear vida artificial. No sentí la emoción que siento ahora ni cuando mi mujer me dijo que estaba embarazada. Adoro mi trabajo.

Diario de Vale, Lendura de la 3ª semana de Savhdan del 134 d.G.D.

No salgo de mi asombro. Simplemente increíble. Durante todo el día de hoy he estado haciéndole pruebas, y no solo es más inteligente que un niño de su edad, sino que es simplemente la perfección de la raza humana. Tanto esfuerzo ha merecido la pena. Ya sabía que iba a ser la Belleza cuando creé su fisiología, pero no pensé que también fuese la Sabiduría cuando la crease. Aún no sabe hablar, pero comprende el lenguaje de signos. Ahora sé qué sienten los dioses.

Diario de Vale, Finero de la 3ª semana de Savhdan del 134 d.G.D.

Esos malditos alquimistas del Círculo no son más que necios envidiosos. ¡Mi creación es perfecta! ¡Y quieren destruirla! No... por supuesto que no. No lo van a hacer. Les engañé esta tarde. No se llevaron a mi perfecta creación, sino a mi hija biológica. Podré seguir manteniendo a mi creación, a Tulipán, en secreto. Nadie debe saber esto, así que creo que es hora de que abandone este aldea del diablo y me vaya a una ciudad más grande, más culta... O simplemente, me vaya a otro sitio. Que los Dioses guíen el destino de mi hijo, y hagan a mi creación aun más perfecta de lo que ya es.

Diario de Vale, Nomtia de Farhaim del 134 d.G.D.

Mi hijo se ha casado. Por fin. Por fin estoy solo con mi obsesión y la razón de mi existencia. Cuando alguien lea esto, comprenderá por qué llegaré a ser (y puede que ya lo sea) el mayor alquimista que jamás nadie ha conocido.

Diario de Vale, Nomtia de Inglaur del 158 d.G.D.

1 comentario:

Doro dijo...

Para las dudas.

Días
Lendura: quinto día de la semana.
Finero: sexto día de la semana.

Nomtia: es el primer día de cada mes.
Dunio: es el decimocuarto día de cada mes.

Meses
Zeon: primer mes.
Savhdan: segundo mes.
Farhaim: decimoprimer mes.
Inglaur: decimosegundo mes.