sábado, 6 de diciembre de 2014

La promesa de un hombre loco.

Me resisto, amada mía, a dejar que esto muera. Son muchos los años y muchas las historias que juntos hemos vivido. Y las que nos quedan por vivir. Y si, bien cierto es que he descuidado tu atención últimamente. Pero sabes de siempre que soy un hombre despistado y con más tareas de las que una única persona puede soportar.
Pero sabes que te he amado. Y que antes moriré de rabia que matar al perro. Volveré. Esa es una promesa que te hago.

Para ti, mi mujer de Seis Letras.
Guante.